Este año también nos subimos al tren del Chocolate. Se trata de un recorrido en un tren antiguo ideal para empresas que quieran vincularse con el Salón Internacional del Chocolate de Madrid. Este tren sale de Madrid y termina en Pinto, uno de los sitios icónicos de la fabricación de chocolate.